top of page

ASCOGU24: ¿Se debería renombrar el cáncer de próstata (CP) grupo 1, Gleason 6?

GU
Imprescindibles de la semana

Fecha

2 feb 2024

Resumen

El Dr. Scott E. Eggener, de la Universidad de Chicago centró su presentación en argumentos a favor del cambio mencionando la epidemia de sobrediagnóstico y sobretratamiento del CP y destacando la baja probabilidad de extensión extra prostática y metastásica en el Gleason 6. “Las características biológicas no justifican la etiqueta de cáncer y una reclasificación podría aliviar el impacto psicológico y social en los pacientes, así como mejorar la salud pública al reducir tratamientos innecesarios”. 


El Dr. citó ejemplos históricos de reclasificaciones exitosas en otras neoplasias (Neoplasia intraepitelial cervical, tumores de tiroides y neoplasias de vejiga) y presentó evidencia de que tanto especialistas como pacientes podrían beneficiarse de una nueva nomenclatura que refleje mejor la naturaleza de Gleason 6 pues no es un problema de histología sino de educación y el cambio debe pensarse basado en el objetivo principal: menos tratamiento, menos complicaciones, el enfoque óptimo del trabajo multidisciplinar y en las verdaderas necesidades del paciente, por lo tanto el grupo 1 con Gleason 6 debe considerarse y tratarse como una enfermedad benigna o pre cancerosa.


Desde su perspectiva el Dr. Martin Gleave, de la Universidad de British Columbia, enfatizó en los contra del cambio mencionando la importancia de la precisión científica y la semántica en medicina, argumentó que Gleason 6 cumple con los criterios morfológicos de un cáncer, incluida la capacidad de invasión, aunque sea baja. 


El Dr. subrayó que Gleason 6 comparte alteraciones genómicas con cánceres de mayor grado (Mutaciones ERG, metilaciones del ADN de CpG) y por esto se justifica su clasificación actual como cáncer, sumado a eso, el CP gleason 3+3 es multifocal y  multiclonal . Así mismo llama la atención en recordar la historia natural y el comportamiento clínico de la enfermedad pues la noción de benignidad sugiere que la vigilancia y la gestión cuidadosa deben seguir  siendo cruciales, lo que implica más visitas al consultorio y mayores gastos. 


También resaltó que la evidencia de vigilancia activa indica que una proporción significativa de pacientes experimenta progresión y al final requerirán tratamiento. Por último advirtió sobre las consecuencias no intencionadas de un cambio de nomenclatura, como la confusión patológica y la posible disminución en la adherencia al seguimiento lo que podría exacerbar las disparidades en la atención.


El debate culminó sin un consenso claro, reflejando una preferencia por mantener la nomenclatura actual mientras se enfatiza la educación del paciente, la investigación y la implementación de mejores prácticas clínicas para abordar el sobrediagnóstico y el sobretratamiento. Se destacó la importancia de considerar el bienestar psicológico del paciente y los efectos secundarios del tratamiento en el manejo del cáncer de próstata Gleason 6. La complejidad de la biología del cáncer de próstata y las implicaciones clínicas subrayan la necesidad de un enfoque basado en la evidencia y personalizado en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Referencia

Contenido para ti

Ojo a esto: ¡ PRIMICIA !
KEYNOTE 564: Supervivencia global con pembrolizumab adyuvante en el carcinoma de células renales
Imprescindibles de la semana
Estudio clínico verifica relugolix como una opción segura y eficaz en el tratamiento del cáncer de próstata (CP)
Imprescindibles de la semana
ASCOGU24: Las mejores publicaciones en cáncer de próstata (CP) durante el 2023

¿Ganas de más?

bottom of page